PROFESONALIZANDO LA LOGÍSTICA Y EL TRANSPORTE

Pilar Galeto, profesora y jefa de departamento del Ciclo Formativo de Grado Superior (CFGS) de Transporte y Logística en el Centro Sopeña Sevilla explicó en una entrevista en Radio Andalucía Información (RAI) de CanalSur, que este sector del transporte y la logística se ha revelado como “un puntal de la actividad económica” y que “no hay empresa que no preste especial atención a este apartado”.

Entrevistada por Silvia Saucedo en el programa “RAI te orienta”, en el que se aborda la orientación laboral y la formación, así como las novedades en el mercado laboral, nuestra compañera confirmó que se trata de un sector en auge que está creando mucho empleo, “y los datos así lo constatan”.

Profesora de Transporte

Según las palabras de Galeto, actualmente hay en España alrededor de un millón de personas trabajando en este ámbito, aunque solo el 60 por ciento de ellas tienen estudios más allá del Bachillerato.

Esto quiere decir que centros formativos como Sopeña Sevilla, de la Fundación Dolores Sopeña, están teniendo mucha ocupación de alumnado para cursar el Grado Superior, que es presencial y online; pero, además, tienen mucho éxito ofreciendo formación bonificada a través de la Fundae, porque las empresas, para ganar competitividad, necesitan que sus plantillas se reciclen profesionalmente.

La clave del potencial del transporte y la logística está en el auge del comercio electrónico, que se ha revelado mucho más importante a partir de la pandemia por COVID en todo el mundo.

Hay muchos puestos y perfiles que se pueden cubrir con esta formación, tanto en su vertiente de transporte como en la de almacén: jefe o auxiliar de tráfico, técnico de logística, jefe de circulación, operador logístico, jefe de almacén, jefe de operaciones, gerente de empresas de plataformas, mozo de almacén.

Se puede empezar por la formación más elemental (FP Básica) y luego pasar y evolucionar a FP de Grado Medio y FP de Grado Superior, como en la que se ofrece en el Centro de Formación Sopeña Sevilla.

Según Pilar Galeto, Andalucía es la tercera comunidad autónoma, por detrás de Madrid y de Cataluña, en la que se producen el 60 por ciento de las oportunidades de empleo.

Esto conlleva que todos tenemos que hacer muy bien los deberes: administraciones, empresas, centros educativos… para que realmente pueda ser interesante este proyecto a nivel profesional y laboral.

Tradicionalmente ha sido un sector en el que no se le daba demasiada importancia a un título ni a la formación, pero “afortunadamente –dice Galeto- las nuevas formas de comprar han forzado que las empresas, con tanta competitividad, busquen profesionalizarse cada vez más”.

“Van buscando talento logístico para adaptarse mejor y más rápido a los cambios”.

En este sentido, Pilar Galeto no hace distinciones: “la formación es clave en cualquier sector”.

Durante la entrevista alude también a la FP Dual, en la que la Fundación Dolores Sopeña es pionera, ya que trabaja así desde hace 10 años. “Es la forma de recuperar la inversión en formación y volver a reinvertir”, aclara.

Por último, Galeto se refirió al reciente premio recibido en IFEMA el pasado año, durante la última Feria de Logística de Madrid. Se trata de un reconocimiento al proyecto educativo que se lleva en el Centro Sopeña Sevilla en esta formación.

Trabajador del transporte

TAN IMPORTANTE COMO LA ACOGIDA

Tan importante como la acogida es la despedida, el cierre de curso, la llegada a la meta.

Los inicios son importantes, pero también lo son los finales, los “broches” que nos permiten valorar el trabajo bien hecho y el merecido descanso.

En la Fundación también cuidamos los finales de curso y les prestamos mucha atención.

Sobre todo, porque los finales de curso están llenos de celebraciones, de graduaciones, de fiestas de agradecimiento y de reconocimiento al esfuerzo, al trabajo realizado, tanto sea de los profesores, como de los alumnos y, cómo no, del resto de personal de nuestros Centros.

Tan variados son nuestros finales de curso que, algunos centros como la Escola Sopeña Barcelona, lo celebran en una sesión de cocina divertida y colectiva.

En la última entrada del blog, precisamente, invitábamos a todos los lectores, sean de la Familia Sopeña, o ajenos a ella y que quieran contribuir y conocernos mejor, a plantearse la posibilidad de hacer voluntariado durante este verano, en otros Centros Sopeña que permanecerán abiertos en América durante el descanso estival en España.

Pases como pases el verano, desde la Fundación Dolores Sopeña te deseamos un feliz y tranquilo descanso para recargar energía y volver más fuertes para el próximo curso. ¡Os estaremos esperando para seguir ofreciéndoos posibilidades de crecimiento y superación!

¡A descansar!

CENTROS CON PROYECCIÓN DE FUTURO

Los Centros de la Fundación Dolores Sopeña vienen trabajando en su misión desde hace más de cien años, sin embargo, es continuo y constante el esfuerzo de actualización para funcionar siempre con la vista puesta en el futuro.

Así lo ha visto y lo comparte, Silvia. Ella es madre de Mateo de 4 años, alumno en el Centro Sopeña de Badajoz (España), único que actualmente tiene Educación Infantil y Primaria.

Silvia nos cuenta su feliz experiencia y la de su hijo en el Colegio Sopeña de la capital extremeña, con la idea de ayudar a muchas otras familias que, como ella hizo un día, están conociendo y valorando centros formativos que se ocupen de la educación y formación de sus hijos.

Ahora es todavía la época en España de estar a la búsqueda de cole para nuestros pequeños.

Y es en ese momento que una recomendación y una buena experiencia compartida nos hacen inclinarnos hacia uno u otro cole.

Lo que queremos todos es un lugar en el que el aprendizaje se haga de forma integral y tengan tanto peso los conocimientos técnicos como los valores humanos y cristianos, que les sirvan más allá de su vida profesional o laboral.

Valores que les construyan especialmente para ser más felices y mejores personas, con más recursos para salir adelante y ayudar a los demás.

Tal y como confiesa Silvia en este vídeo, es satisfactorio ver que nuestros hijos van y salen felices del colegio, satisfechos con lo que acaban de descubrir. Pero sobre todo con las relaciones que están comenzando a establecer, sea con sus iguales o con los adultos, profesores y otros cuidadores del colegio.

Madres con futuro

Silvia resalta e insiste además en los valores de la acogida, la inclusión y la cercanía, no solo con su hijo de cuatro años, sino con la familia al completo.

También la sensación y confirmación de que en el Colegio se trabaja en un proyecto muy actual, pero con gran proyección de futuro, que va a preparar a nuestros hijos e hijas para este tiempo que les está tocando vivir.

El Centro Sopeña Badajoz, por su parte, se siente muy orgulloso de que muchas familias que participan en las jornadas de puertas abiertas o se informen por las múltiples vías posibles, se decanten por él.

Son familias que apuestan por el Centro Sopeña Badajoz y por la propia Fundación Dolores Sopeña, confían en nuestro trabajo, en nuestras metodologías y nuestros valores Sopeña.

¡Gracias a todas esas familias que han querido descubrirnos!

EMPRENDIMIENTO FEMENINO EN SOPEÑA SEVILLA

Un proyecto de dos alumnas y un alumno, estudiantes del Ciclo Formativo de Grado Superior (CFGS) de Transporte y Logística del Centro Sopeña Sevilla, de la Fundación Dolores Sopeña, ha sido seleccionado, junto a otros 43 proyectos de emprendimiento, dentro del programa concurso ‘Wow.Up’ “por su potencial de viabilidad” para su mentorización.

La mentoría en este caso es una relación de desarrollo profesional, por el cual, una persona o empresa experimentada o con más conocimiento, conduce y acompaña a otra persona novel para llevar a cabo su carrera profesional o un trabajo concreto, como es este caso.

El proyecto denominado “Logitract: un Blockchain for Logistics” es del equipo de alumnos del Centro Sopeña Sevilla, liderado por María de los Ángeles Hernández, como CEO, e integrado por Ainhoa Perera y Gael Bretones.

La iniciativa ‘Wow.Up’ es un programa concurso que tiene como objetivo detectar e impulsar el talento de mujeres emprendedoras de la zona sur de España.

‘Wow.Up’ ha sido creado por CESUR (Asociación de Empresarios del Sur de España) que invita a las mujeres a tener un papel principal de aportación de nuevas actitudes y aptitudes en el ecosistema empresarial y laboral, donde hasta ahora su protagonismo ha sido escaso.

Nace además para mejorar el entorno social, generar empleo y riqueza, y anima a que las organizaciones aprovechen los valores femeninos y aumente el bienestar social a través del emprendimiento.

Emprendimiento femenino Sevilla

La elección del proyecto “Logitract: un Blockchain for Logistics” abre para las alumnas y el alumno del Centro Sopeña Sevilla una nueva ocasión para cumplir con el lema institucional de “La oportunidad de superarte”.

Los proyectos deben estar formado por mujeres o grupos de emprendedores liderados por mujeres de entre 20-35 años. Que vivan o trabajen en el Sur de España o que, siendo naturales de alguna población andaluza, extremeña, Ceuta o Melilla, se encuentren en otra provincia de España o en el extranjero.             

En esta I edición de ‘Wow.Up’ se han inscrito más de quinientas mujeres; se han presentado 181 ideas de proyecto completas, que han sido analizadas por el equipo de Deloitte de StartmeUP y el consejo asesor de CESUR.

El proyecto del Centro Sopeña Sevilla pasa a formar parte del programa de formación y acompañamiento que se inició el pasado 30 de noviembre.

SEGUIMOS CONTRUYENDO PELDAÑOS

Todos los que formamos parte de la Fundación Dolores Sopeña vivimos cada día a nuestro alrededor muchas historias de superación.  Con las dificultades actuales, decidimos convertirnos en peldaños para aquellas personas les está costando remontar en sus proyectos de vida.

Así nació el proyecto, Un peldaño para los demás, con el que pretendemos ayudar a personas y familias de nuestros centros formativos y espacios de acción por todo el mundo y evitar, en la medida de lo posible, que la crisis económica provocada por la COVID19 malogre sus historias de superación.

El origen de esta iniciativa está en las propias Catequistas Sopeña, titulares de nuestra Fundación, que comenzaron con las aportaciones, que han cubierto ya muchas necesidades y han generado muchas esperanzas.

Ese pequeño gesto, que ahora te invitamos a realizar, permite construir ese peldaño.

Muchas familias de nuestros usuarios y de nuestros trabajadores ven que en su escalera vital faltan peldaños o, alguno, se ha hecho tan alto que va a resultarles difícil subirlo sin ayuda.

En esta misma web tienes la posibilidad de realizar esa aportación que aliviará las dificultades a muchas personas. Se trata de un espacio seguro para realizar la donación, denominado Emergencia COVID19.

Con la inspiración de nuestra fundadora, la Beata Dolores Sopeña, quien siempre confió en la capacidad de cada persona para sacar lo mejor de sí misma, el proyecto solidario Un Peldaño para los Demás, confirma que, con un pequeño apoyo, todos somos capaces de dibujar nuestro futuro.

Las aportaciones se están convirtiendo desde finales del año pasado en pequeñas inversiones.

Fruto del proyecto, que llevamos a cabo entre toda la Familia Sopeña y sus espacios de acción, hasta el momento se han cubierto más de 20 proyectos en diferentes lugares: en Rosario (Argentina), en Bogotá (Colombia) y en Sevilla, Madrid y Zaragoza (España).

Las ayudas han ido a parar a necesidades de escolarización, emprendimiento, alquiler de vivienda, facturas médicas, alimentación y suministros básicos.

La presencia de la Familia Sopeña en los Centros se refleja atendiendo a problemas reales, en la salida al encuentro de los vulnerables.

Por su parte, las personas y familias que han podido recibir estos peldaños en forma de pequeñas ayudas, nos han hecho llegar cartas y expresiones de gratitud y su compromiso por continuar con su crecimiento.

Sigue siendo tiempo de cuidarnos y de cuidar.

I CERTAMEN INTERNACIONAL DE RELATOS CORTOS

La Fundación Dolores Sopeña estrena una nueva iniciativa con el objetivo de animar a la creación literaria y dar visibilidad a través de relatos cortos a las historias de superación que se producen o se inspiran en el entorno de sus distintos espacios de acción (Escuelas y CEPAS) y acciones pastorales en todo el mundo.

El I Certamen Internacional Sopeña de Relatos Cortos, bajo el lema Historias de Superación “La Oportunidad de Superarte”, se enmarca entre las actividades que se están organizando para conmemorar los 120 años de constitución de la Fundación Dolores Sopeña, que tendrá lugar el próximo año 2022.

Reflejar a través de la ficción literaria esas historias de superación, supone además la constatación de que la Misión Sopeña es una realidad y así es reconocida por los usuarios de la principal obra apostólica del Instituto Catequista Dolores Sopeña, sustentada por Catequistas y Laicos.

A través del género del relato corto, de no más de 1.200 palabras y en lengua castellana, podrán participar el alumnado, usuarios y personal de los espacios de acción y acciones pastorales de los siete países en los que la Fundación Dolores Sopeña tiene presencia.

Se establecen tres categorías y dos premios por cada una de ellas. Los premios consistirán en lotes de libros y herramientas que faciliten la formación que se está llevando a cabo en cada caso.

Las bases están recogidas en un documento que puedes consultar aquí CONSULTAR BASES.

El I Certamen Internacional Sopeña de Relatos Cortos se animará y gestionará con cierta autonomía desde cada centro y acción pastoral, siempre de acuerdo a las bases oficiales, y serán estos, quienes de forma coordinada tendrán que enviar las obras a la sede de la Fundación Dolores Sopeña en Madrid.

El plazo de admisión comienza mañana 1 de octubre de 2021 y finaliza el día 28 de febrero de 2022.

Certamen de Relatos Cortos

El fallo del jurado y la entrega de premios tendrá lugar el 23 de marzo de 2022 en un acto público a través de la plataforma ZOOM, coincidiendo con el Aniversario de la Beatificación de la Fundadora, Dolores Sopeña.

¡Animemos entre todos a sacar a la luz, todas las historias de superación que conforman nuestra Fundación!

REVISTA SOPEÑA ZARAGOZA EN PAPEL

El Centro de Formación y Capacitación Sopeña Zaragoza ha puesto en circulación el segundo número de su publicación en papel “La Revista Sopeña Zaragoza”.

El primer número vio la luz en enero de este año, pero la brusca irrupción de la pandemia truncó los planes y no ha podido ser hasta ahora, el mes de septiembre, cuando se ha podido confeccionar el segundo número.

Esta iniciativa de recuperar las publicaciones en papel cuenta con la colaboración de Máster-D, entidad dedicada a la preparación de oposiciones y cursos profesionales, que se encarga de su impresión.

Ahora que reina lo virtual, en el Centro Sopeña Zaragoza recurren a la revista física, tangible, para favorecer la comunicación y la participación de profesionales y alumnos, especialmente aquellos que aún no han adquirido competencias digitales o tienen dificultades para acceder a internet.

Las páginas de esta publicación constituyen una vía de acercamiento y un espacio de participación de toda la comunidad educativa para dar a conocer las actividades y posibilidades que ofrece el Centro y a la Fundación Dolores Sopeña en su conjunto.

El Centro Sopeña Zaragoza lleva funcionando en la capital aragonesa desde 1912, hace más de cien años, y cuenta cada curso lectivo con cerca de 800 alumnos jóvenes y adultos de 44 nacionalidades diferentes.

Las páginas de Revista Sopeña Zaragoza incluyen novedades sobre la actualidad de la Comunidad educativa y secciones fijas como “La opinión de los colaboradores” o “La voz del alumnado”.

Será un importante vehículo de comunicación de actividades que representan una institución en Zaragoza como el Concurso de Jota Cantada Dolores Sopeña, que ha celebrado este año su vigésimo quinto aniversario, justo un par de meses antes de comenzar con lo más duro del confinamiento por la COVID19.

Esperemos que el próximo año se puede celebrar con normalidad y lo puedan contar en su recién estrenada revista en papel.

 

LA PROMOCIÓN: UN VALOR MUY SOPEÑA

La promoción es uno de los valores que dirigen el hacer de la Fundación Dolores Sopeña que, desde 1902, se dedica a la formación y capacitación de jóvenes y adultos de familias trabajadoras, especialmente de aquellas donde no han tenido muchas oportunidades.

Dolores Sopeña, fundadora de nuestra entidad, presente en seis países y con más de veinte centros repartidos en España y Latinoamérica, supo ver hace más de un siglo que la formación era el medio fundamental para superarse y lograr mejorar las condiciones de vida.

La propuesta formativa y la misión de la Fundación Dolores Sopeña se dirigen precisamente a acompañar a cada persona, con su potencial particular, para sacar lo mejor de sí misma.

Lejos de paternalismos vacíos, Dolores Sopeña entendió que la verdadera fuerza está en cada uno de esas personas que, por distintas circunstancias, no han tenido posibilidades de acceder a una formación de calidad y se empeñó en ofrecerles esa oportunidad de superarse,

Esa misión se mantiene intacta en los Centros Sopeña actualmente.

Salvando las diferencias del siglo transcurrido, el empeño es sacar de cada uno de los usuarios que se acercan a la Fundación Dolores Sopeña lo mejor de sí mismos, la promoción de sus capacidades y de sus sueños, a partir de una verdadera formación integral.

Así es en el Centro Sopeña Madrid, situado en el distrito madrileño de Vallecas, donde Dolores Sopeña llegó a finales del siglo XIX. Ahí es nada.

Con una oferta formativa de calidad y un acompañamiento a través de itinerarios de inserción sociolaboral, el equipo de trabajadores se empeña en promocionar a cada persona y, sobre todo, a hacerla sentir en la Casa Grande en la que han convertido sus aulas.

Ese es el caso de Mohammed Kutub Uddin Chowdhury, estudiante de Español para Inmigrantes en el Centro Sopeña Madrid, profesor de Matemáticas en Bangladesh, de donde procede.

Su historia ha sido recogida en el reportaje “Abrirse al otro” de la revista Ecclesia, que os reproducimos completa por aquí.

 “Promoción en el Centro Sopeña Madrid

Después de la primera clase de español, pidió que le pusieran en un nivel más básico. «Aguanta una semana y luego vemos», le respondieron a Mohammed Kutub Uddin Chowdhury. Aguantó y se convirtió en un alumno aplicado, agradecido por la oportunidad y querido por las profesoras del Centro Sopeña Madrid, aprendiendo español durante diez meses hasta que la pandemia obligó a suspender las clases.

Su película favorita es Interstellar y estudió Matemáticas en la Universidad. Mohammed quiere estudiar contabilidad, porque trabaja en Mercamadrid haciendo facturas para una cadena de 58 fruterías desde las 3 de la madrugada hasta las 12 o la 1 del mediodía. Después, come y descansa hasta las 4 de la tarde, cuando tiene que dar clases por zoom a su sobrino, precisamente de Matemáticas. Tras dos horas, aprovecha para comer algo y descansar un poco antes de tener que volver a Mercamadrid. «Leo y estudio por mi cuenta para mejorar, aún me cuesta hablar», explica. También espera regresar a las clases presenciales, en cuanto su sobrino apruebe Matemáticas.

Quizá, si consigue estudiar en España, pueda trabajar de profesor. «Me gusta, en Bangladesh era maestro de Infantil», aclara.

Promoción de MOhammed

El Centro Sopeña Madrid ofrece formación a adultos, la mayor parte de ellos migrantes. El caso de Mohammed puede parecer sorprendente por su formación previa, pero allí explican que su caso no es nada extraordinario. «Muchos vienen con estudios, aunque no pueda parecerlo. Otros, aunque no tengan estudios, han desempeñado un oficio en su país. En cada persona hay muchísimas potencialidades y hay que sacarlas». Quien lo aclara es Ana Alfara, coordinadora de los cursos de capacitación del centro. En 2019 pasaron por sus aulas 880 alumnos de 61 nacionalidades: Más o menos, uno de cada tres países del globo tenían algún tipo de representación en este edificio de Vallecas, abierto desde 1959.

«Hasta 2012 se llamaba OSCUS, y todavía muchos nos conocen así. La primera aparición de las Catequistas en esta zona es cuando su fundadora, Dolores Sopeña, empezó a visitarla a finales del siglo XIX», añade Alfara. Entonces los migrantes eran españoles y venían del campo.

«Precisamente, uno de los valores que destacamos es el de la promoción. Realizamos el acompañamiento a través de un itinerario integral, no solo de conocimientos», apunta la coordinadora. Por ejemplo, en aspectos tan señalados como el respeto a los horarios. El seguimiento dura hasta seis meses después de acceder al empleo». 

Por Asier Solana

NUEVOS CICLOS: SOPEÑA SEVILLA PIENSA EN TU FUTURO

Los Centros Sopeña en Sevilla, Juan de Vera y San Pablo, inician en septiembre el próximo curso con nuevos ciclos formativos, de grado superior y de grado medio, con la vista puesta en mejorar tus perspectivas de futuro.

Se trata de formación presencial, semipresencial y online, que abarca los tres niveles de cualificación profesional establecidos por el Instituto Nacional de Cualificaciones Profesionales: Ciclos Formación Profesional Básica, Ciclos Formativos de Grado Medio, Ciclos Formativos de Grado Superior, así como cursos de Formación continua para adultos.

Además cuenta con Formación Profesional DUAL en algunos de los ciclos y de más de 125 acreditaciones en Certificados de Profesionalidad.

Como parte de la Fundación Dolores Sopeña tiene como misión favorecer, a través de la formación de calidad, el crecimiento personal integral de jóvenes y adultos de sectores que han tenido menos oportunidades.

También fomentar la fraternidad y la solidaridad en sus centros para ayudar a que la sociedad sea cada día más justa.

El Centro Sopeña Sevilla de Juan de Vera estrena en septiembre el Ciclo Formativo de Grado Superior de Transporte y Logística.

Precisamente, participa en el Proyecto PPIILOTE que ha sido aprobado por Europa y que permitirá a Sopeña Sevilla formar parte la red de centros europeos de la especialidad de Transporte y Logística, abriendo nuevas oportunidades para futuras movilidades de alumnado y profesorado de esta especialidad.

El proyecto PPIILOTE integra a un grupo de centros de Formación Profesional de la región de Normandía, asociados a otros de la misma especialidad en Lituania, Grecia, Italia y España.

Nuevos ciclos Sopeña Sevilla

 

Tiene como objetivo realizar job-shadowing, técnicas de observación al experto, de profesorado de esta especialidad durante dos años en los diferentes destinos.

Además, en Sopeña Sevilla Juan de Vera se inaugura el ciclo de Grado Medio de Emergencias Sanitarias, una profesión muy vinculada al cuidado de las personas, muy en la línea del espíritu Sopeña.

Por su parte, el Centro Sopeña Sevilla San Pablo estrena cuatro nuevos ciclos formativos.

Técnico  Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web; Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma; Técnico Superior en Higiene Bucodental (prótesis y ortodoncia, intervención bucodental, recepción y  logística en clínica dental), y Técnico Superior en Guía, Información y Asistencia Turística., todos ellos con enseñanza en centros de trabajo.

El esfuerzo de los Centros Sopeña Sevilla se centra en ofrecer nuevas y mejores oportunidades de futuro a todos aquellas personas, jóvenes y adultas, que quieren aprovechar La Oportunidad de Superarse, que es el lema que nos motiva.

SOPEÑA BOGOTÁ CUMPLE 75 AÑOS

Los Centros de Sopeña Bogotá en Colombia, por los que han pasado miles y miles de personas de familias trabajadoras desde su creación, están celebrando este año 2020 sus 75 años.

Desde 1945, el equipo profesional y voluntario de Sopeña Bogotá actúa como cauce de unión entre los grupos de diferentes personas, de diferentes países y sectores sociales que forman nuestra institución.

En las dos sedes, Chapinero y Sur, suman cualidades humanas y profesionales a través de la integración y el respeto a la diversidad desde la convicción de que todos somos iguales.

La misión, la misma que en el resto de centros de la Fundación Dolores Sopeña, es favorecer el crecimiento personal integral de personas jóvenes y adultas de sectores que han tenido menos oportunidades, ofreciendo cursos de capacitación, formación y actividades culturales y sociales.

Fomentar la fraternidad y la solidaridad para ayudar a que la sociedad sea cada día más justa, inspirado por la historia ejemplar de Dolores Sopeña, su fundadora, que abrió estos centros en Bogotá en 1945, hace 75 años.

Aunque iniciaron el año con mucha actividad, han sufrido también el parón impuesto por las dimensiones de la pandemia provocada por el COVID19 en todo el mundo y los centros de Sopeña Bogotá permanecen cerrados desde el pasado 16 de marzo.

Durante este tiempo de confinamiento, el Centro Sopeña Chapinero y Sur han estado aprovechando el tirón de las redes sociales y su página web para no perder el contacto con sus cientos de usuarios y distribuir y compartir todo tipo de informaciones.

Lo que más ha abundado han sido los mensajes con recomendaciones higiénico sanitarias para contribuir a la salud comunitaria y evitar la expansión del virus, con la publicación de los síntomas, de cómo se realiza la detección y cómo confeccionar tapabocas o mascarillas, una de las medidas preventivas más indicadas, junto con el buen y reiterado lavado de manos.

Juego Mental 75 años

También ha habido muchos mensajes de ánimo y motivación para respetar y sobrellevar mejor la situación de confinamiento, apelando a la solidaridad colectiva.

En Sopeña Bogotá han entendido, como en toda la Fundación Dolores Sopeña, que mantener alta la moral de nuestra gran y extendida Familia Sopeña, era uno de los objetivos primordiales.

Entre los contenidos que han compartido podéis encontrar concursos para incentivar el emprendimiento, recetas de cocina, trucos domésticos de ahorro y reciclaje, juegos mentales para entrenarse, ejercicios para mejorar la forma física del cuerpo, para evitar dolores de espalda, ideas de peinados y otras actividades estéticas, fotos antiguas, testigos de la actividad de la Fundación en este país sudamericano.

La actividad no ha cesado y, como no, han recordado periódicamente los valores que nos inspiran y que son nuestro equipaje para el trabajo, los valores Sopeña: acogida, respeto, salir al encuentro, promoción, solidaridad y fraternidad, con la presencia del sello de los 75 años en la capital colombiana.

CUÁL ES LA PROPUESTA EDUCATIVA SOPEÑA

La Fundación Dolores Sopeña tiene una propuesta educativa con una clara finalidad social: favorecer el crecimiento global de las personas y mejorar sus condiciones de vida a través de servicios de formación integral y capacitación.

Actualmente, estamos presentes en siete países: México, Italia, Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, México y España, ofreciendo oportunidades de superación a jóvenes y adultos de familias trabajadoras.

Nuestros equipos de cada Centro Sopeña trabajan, además de la formación y la capacitación, en ámbitos como la inmigración, las mujeres, la cultura, la salud, la prevención, el trabajo o la reinserción social.

Bajo el lema “La Oportunidad de Superarte”, realizamos trabajo en red con diferentes organismos y entidades públicas y privadas en cada país y en cada ciudad, para llegar allí donde se nos necesita, haciendo honor a uno de nuestros valores: salir al encuentro.

Nuestra misión es equiparar y facilitar las oportunidades para que cada persona, en su individualidad y a través de nuestra propuesta educativa, pueda desarrollarse de forma integral y sea capaz de dar lo mejor de sí misma en todas las facetas.

Crecer propuesta educativa

La Fundación Dolores Sopeña plantea esa educación integral desde cinco áreas, igual de importantes:

La capacitación profesional mediante la participación en cursos, talleres y/o seminarios, con contenidos puramente técnicos, que permitan la incorporación al mercado laboral.

La formación: enseñanza y actividades que desarrollan las capacidades personales, ofreciendo los recursos y habilidades necesarias para crecer y vivir plenamente.

Actividades culturales y de convivencia que proporcionan, a través de juegos y celebraciones, espacios y tiempos para el encuentro y el disfrute; que elevan la sensación de bienestar.

Pastoral: formación, encuentros y actividades dirigidas a buscar respuestas a las preguntas fundamentales del ser humano, a descubrir y desarrollar su dimensión trascendente.

Y, por último, la acción social y solidaria encaminada a la atención de necesidades de personas con proyectos que promuevan la sensibilización hacia otras realidades y el intercambio generoso de experiencias, recursos y capacidades.

¡Si crees que podemos ayudarte, pasa a conocernos!

 

IMPULSANDO OPORTUNIDADES: SOLIDARIDAD SOPEÑA

La Fundación Dolores Sopeña promueve en diferentes países proyectos y campañas humanitarias. Cada curso, uno de esos proyectos pone en marcha la solidaridad interna con uno de los Centros Sopeña que, en ese momento, pueda tener una necesidad o dificultad concreta.

Siguiendo la inspiración de la fundadora, Dolores Sopeña, se trata de animar a cualquier persona a ejercer su espíritu solidario, como donante o como voluntario, aportando recursos, su experiencia o su tiempo.

Con nuestra ayuda, el futuro de las personas que ahora estudian en el Centro de Formación y Capacitación Sopeña Guayaquil (Ecuador) o las que lo hagan en el futuro, se lanzará como un cohete hacia nuevas posibilidades.

Bajo el lema “Impulsando oportunidades”, los Centros Sopeña en España programarán actividades y eventos para recaudar fondos que, en este caso, se destinarán al equipamiento y adecuación de los talleres de Refrigeración y Electrónica de Sopeña Guayaquil.

Solidaridad Sopeña

Esta intervención, que contempla además mejoras en los manuales de formación utilizados, supondrá una mejora frente a la competencia, un incremento de la calidad de la formación y está presupuestada en 15.621 euros.

El proyecto “Impulsando oportunidades”, que afectará al menos a 155 usuarios matriculados actualmente en cinco horarios, posibilitará una capacitación acorde a las necesidades del mercado.

En la actualidad, Ecuador es un país que acoge a migrantes, tanto de poblaciones campesinas como de países en situación de riesgo o crisis.

La mayor cantidad de población migrante se encuentra en edad productiva y de acceso al trabajo y los beneficiarios de Guayaquil serán, por tanto, hombres y mujeres de 18 a 50 años, en su mayoría con trabajos informales.

El objetivo es siempre el mismo y coincide con nuestra misión: contribuir a que las personas con más dificultades puedan gozar de oportunidades de superación y de mejorar su formación y su futuro con su propio esfuerzo.

Solidaridad con Guayaquil

El proyecto también está dirigido a ti, que quieres sumarte a la corriente solidaria Sopeña y contribuir a que cada vez más personas disfruten de igualdad de oportunidades para mejorar.

Te lo ponemos fácil. ¡Pónselo tú fácil a los que ahora nos necesitan!